Raquitismo hipofosfatémico autosómico dominante (RHAD)

El raquitismo hipofosfatémico autosómico dominante (RHAD) se caracteriza por la presencia de pérdida renal de fosfatos con desarrollo de hipofosfatemia persistente en familias con la forma autosómica dominante de herencia.

Genética y fisiopatología

Los estudios en pacientes afectados por este tipo de raquitismo heredado han mostrado que el gen implicado FGF23 se encuentra en el cromosoma 12p13 y codifica la producción del péptido FGF-23.44 

 

Manifestaciones clínicas

En estos pacientes se ha observado una penetrancia variable del defecto genético, con algunos pacientes que presentan el defecto de la reabsorción de fosfatos desde la niñez y otros hasta la adolescencia o la edad adulta. Así, algunos pacientes afectados con RHAD pueden presentar concentraciones normales de fosfatos y FGF-23 en suero durante la etapa de la lactancia y la niñez. Esto explica el impacto diferente de la enfermedad sobre el crecimiento corporal en los pacientes afectados. Estos pacientes pueden no presentar alteraciones del crecimiento y otros en ocasiones y retraso grave del crecimiento corporal.

Los pacientes que manifiestan la enfermedad desde la niñez presentan raquitismo y deformación de las extremidades inferiores en forma semejante a lo observado en los niños con XLH (genu varo o genu valgo) En cambio, en aquellos cuya enfermedad se diagnostica en la edad adulta se observa dolor óseo, debilidad muscular y algunas zonas de fracturas óseas, pero no presentan deformación de las extremidades inferiores. En algunos pacientes que inician las manifestaciones clínicas de su enfermedad en la niñez se ha observado desaparición del defecto en la reabsorción tubular renal de fosfatos después de la pubertad. Lo anterior indica que la alteración del metabolismo del fosfato podría ser compensado por factores hormonales u otros aún no reconocidos.

Al igual que los pacientes con XLH, los estudios en sangre muestran hipofosfatemia grave con reducción de la RTP y del TmP/VFG, con concentraciones normales de calcio, bicarbonato, creatinina y hormona paratiroidea. La concentración de la 1α,25(OH)2D3 es normal, pero también se considera inadecuada para la hipofosfatemia presente. Los pacientes afectados no presentan hipercalciuria, hiperaminoaciduria ni glucosuria.

 

Tratamiento

El tratamiento de los pacientes con RHAD es semejante al recomendado para los niños con raquitismo hipofosfatémico ligado al cromosoma X (XLH) y debe ser valorado por un profesional según sea el caso.

 

Fuente: www.scielo.org.mx